Mascota Marina

30/12/2014

Jugoso bizcocho bañado y con yema en el corte, todo cubierto con merengue, y terminado en su cara superior con un salpicado de piñones, y ligeramente dorado al horno. Su aspecto artesano la convierte en un irresistible artículo para pecar.